Confían en revertir situación del Picaflor de Arica

De acuerdo al último censo poblacional realizado en 2017 por AvesChile (Unión de Ornitólogos de Chile), en nuestra región quedan sólo 316 individuos de la especie picaflor de Arica distribuidos principalmente en los valles de Chaca, Camarones y Azapa. Pese a lo adverso que parece el panorama, en el Ministerio del Medio Ambiente confían en revertir esta situación y estabilizar su población a través de una serie de acciones de conservación.

Este trabajo considera varias líneas de acción  donde destacan la administración de nueve sitios fiscales donde se detectó la presencia de picaflores y que son de importancia para la conservación de la especie, para ello se inició un trabajo conjunto con el Ministerio de Bienes Nacionales que espera en los próximos días concretarse con la entrega de los terrenos donde se realizarán trabajos  de protección del área. A ello se suma además un programa de educación ambiental para colegios y comunidades enfocados a la conservación del picaflor de Arica y de la biodiversidad

“En este sentido la conciencia y responsabilidad de las personas para con el cuidado y protección del picaflor de Arica es fundamental; podemos ejecutar todas las acciones de conservación que imaginemos, podemos invertir todos los fondos del ministerio pero si no hay conciencia en la comunidad acerca del estado crítico del picaflor no nos sirve de nada, la conciencia y el compromiso de las personas es fundamental para la conservación de esta especie; hoy el principal enemigo del picaflor de Arica es el hombre”, explicó el seremi del Medio Ambiente, Marcelo Cañipa, en un encuentro con los representantes de los medios de comunicación de la región.

Entre las principales amenazas que hoy enfrenta el picaflor de Arica se encuentra la pérdida y degradación de su hábitat por prácticas agrícolas poco amigables con el medio ambiente.

La protección del picaflor de Arica que realiza que el Ministerio del Ministerio del Medio Ambiente es parte del proyecto Conservación de Especies Amenazadas, que ejecuta el ministerio junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que actúa como agencia implementadora.

La iniciativa que cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, se ejecuta de manera simultánea en las regiones de Arica y Parinacota, Maule, Biobío, Araucanía y la recién creada de Ñuble; sumando a las tareas de conservación en el sur del país al huemul, zorro de Darwin y queule.

EAN/mc/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.