Con fiestas para los peques, Integra da término a Vacaciones en Mi Jardín

Peppa pig, el ratón Mickey, el Chavo y los Minions fueron los encargados de animar las fiestas en donde más de un centenar de niños y niñas dijeron adiós esta semana al programa “Vacaciones en Mi Jardín” que la Red de Salas Cuna y Jardines Infantiles de Integra Arica y Parinacota desarrolló en los establecimientos Milagro de Amor de la población Guañacagua 3 y San Miguel del Valle de Azapa.

El programa tiene el objetivo de que niños y niñas continúen desarrollando  sus habilidades sociales, creatividad e imaginación en el jardín infantil durante las vacaciones, tiempo en el que muchas familias no pueden salir de vacaciones con ellos. De esta forma el programa busca adaptarse a estas necesidades, ya que 93% de las madres que tienen a sus hijos en él trabaja, y un 63% de ellas son jefas de hogar.

Susana Becerra Thon, jefa del Departamento de Planificación y Cobertura de Integra Arica y Parinacota, destacó los beneficios de esta iniciativa. “El programa se desarrolla  cada año en verano e invierno ofreciendo actividades recreativas, juegos y mucho cariño por parte de profesionales, para que los niños y niñas disfruten el período de vacaciones, además, dispone de alimentación de acuerdo a la estación correspondiente”, expresó.

El beneficio está dirigido a niños y niñas de 3 meses a 5 años y en el caso de San Miguel de Azapa se presentó como una importante oportunidad para los padres, según comentó la educadora de párvulos y directora del programa en ese establecimiento, Constanza Riveros Serey. “Para el Valle de Azapa es muy importante un programa como Vacaciones en Mi Jardín porque hay muchos niños que se van a las chacras con sus papás, entonces disponer de un lugar seguro, bonito y donde los niños se van a entretener y disfrutar las vacaciones, para los papás es súper significativo”, afirmó.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República.  Con 26 años de experiencia, es uno de los principales prestadores de educación parvularia en Chile.

EA