Bayern se despide de Champions ante un Madrid que recibe ayuda arbitral: Vidal mal expulsado

El equipo merengue ganó 4-2 a Bayern Múnich, que sufrió la injusta expulsión de Arturo Vidal a los 86 minutos, y se quedó con 10 hombres para el alargue. Cristiano Ronaldo hizo tres tantos.

La vuelta en el Santiago Bernabeu prometía goles y emociones. Así fue y a cabalidad. El partido comenzó con un cuadro alemán que salió con todo en busca de la remontada (cayó 0-2 en la ida), tenía la posesión de la pelota, pero casi ni le hizo daño al Madrid. Arturo Vidal, en tanto, a los 5 minutos ya tenía tarjeta amarilla, por un fuerte foul sobre Isco.

Los locales jugaban con los nervios de su rival, y jugando al contragolpe creaban mayor peligro en el arco de Manuel Neuer. A los 28 minutos vino la más clara del primer tiempo, cuando a Sergio Ramos le quedó un rebote en el área, remató pero Jerome Boateng la sacó de la línea. El Real Madrid era superior.

En la segunda mitad, los bávaros salieron a comerse a su rival y se notó. Presionaron bien arriba pero ahora sí creaban ocasiones claras de gol. A los 51 minutos, el holandés Arjen Robben picó la pelota pero Marcelo la sacó de la raya para evitar el tanto.

Sin embargo, tan sólo segundos después, Casemiro bota en el área a Robben y el juez Víktor Kassai cobró penal. Robert Lewandoski remató y puso el 1-0. Los alemanes sabían que un gol más los colocaba en semifinales, y a los 54′, Arturo Vidal se pierde un gol debajo del arco madrileño.

El volante brasileño Casemiro hizo foul reiterativos, y sobre todo una fuerte entrada sobre Arjen Robben. Merecía la segunda amarilla pero el árbitro lo perdonó.

El duelo avanzaba y los nervios también. A los 76 minutos, un gran centro de Casemiro llegó a la cabeza de Cristiano Ronaldo, poniendo el 1 a 1. Eso sí, dos minutos después, un balón al área fue desviado por Sergio Ramos, que con un autogol puso el 1-2 para el Bayern Munchen.

Cuando el equipo alemán jugaba mejor, y el alargue se veía venir, se fue injustamente expulsado Arturo Vidal. El chileno se barrió para quitarle el balón a Asensio, tocó la pelota pero el árbitro Viktor Kassai cobró falta y le puso su segunda amarilla. Bayern se iba al alargue con 10 jugadores.

A los 103 minutos, un centro llegó a los pies de Cristiano Ronaldo, que estaba claramente en fuera de juego y venció a Manuel Neuer. La ayuda de los árbitros se notaba, y mucho. Luego, siete minutos después, Marcelo creó una gran jugada encarando hacia el área bávara y se la cedió a CR7, que nuevamente estaba offiside, para que solo tuviera que empujarla y poner el 3-2.

Ya quedaba poco de partido, la llave cerrada y Marcos Asensio se pasó a tres jugadores y con un derechazo cruzado colocó el definitivo 4 a 2 para el Real Madrid. De esta manera, el equipo merengue con mucha ayuda de los árbitros llega a su séptima semifinal de Champions League consecutiva.

 
El Aleti también clasifica

En otro duelo, Atlético de Madrid volvió a clasificar a las semifinales de la Liga de Campeones de Europa al igualar 1-1 con Leicester en calidad de visitante y abrochar la llave por un 2-1 global.

El equipo de Diego Pablo Simeone se había impuesto 1-0 en la ida en el estadio Vicente Calderón y encima este martes abrió la cuenta por medio de Saúl Ñíguez (26′), con cabezazo ubicado a un rincón del arco de Kasper Schmeichel.

En el complemento los ingleses salieron a remontar en el King Power Stadium y llegaron a la paridad por medio de Jamie Vardy, a los 60 minutos, al agarrar un rebote e igualar pese a no pegarle muy bien.

El Aleti alcanzó las semifinales por tercera vez en cuatro años: 2014, 2016 y 2017, llegando a las finales de 2014 y 2016, perdiendo ambas a manos del archirrival Real Madrid.

EA/