Arica Barroca: la descolonización y el barroco andino se tomaron Arica y sus espacios patrimoniales

  • Por quinto año consecutivo Arica Barroca resalta la existencia del barroco andino en la región de Arica y Parinacota a través de ponencias académicas, conciertos barrocos y diseñadores y artesanos locales. Una fiesta para visibilizar la fusión barroca-andina única de la zona.

Tres días de la fiesta cultural se vivieron en Arica y Pachama, cerrando con éxito las actividades que el festival trae año a año a la región. El Festival ha sido una gran fiesta y celebración de lo andino y lo barroco. Invitados de lujo han generado diálogo y reflexión en torno a la descolonización y el arte andino. Ponencias académicas con visitas ilustres desde Bolivia, Perú, Colombia y Chile. La sede de acogida para tan especial encuentro ha sido la Casa Bolognesi, quien nuevamente abrió las puertas de este espacio de gran valor patrimonial e histórico de la ciudad al Festival, gracias a la gestión del Consulado General del Perú en Arica.

Tras la ya tradicional Pawa de apertura, Casa Bolognesi ha sido el nido de ponentes y asistentes de todas las edades y orígenes entablando profundos diálogos. Destacamos la presencia de José Pérez de Arce, investigador, musicólogo e ilustrador chileno, quien fue encargado de inaugurar hablando sobre ‘Los Lakitas’; Roberto Flores (Bolivia), cuya exposición versó sobre “Elementos representativos de la Colección numismática de Cochabamba”; Emma Martínez (Colombia) quien abordó el paisaje sonoro andino a través del canto Runa Simi de Luzmila Carpio y terminamos la primera etapa de conferencias junto al amigo boliviano Martín Quispe que habló sobre los bailes tradicionales andinos y cautivó a los asistentes con su experiencia personal.

La segunda jornada partió fuerte junto a Vladimir Cruz, filósofo, lingüísta y artista plástico de Bolivia. Actualmente Director del museo Casa Nacional de Moneda de Potosí. Su exposición fue sobre “Las imágenes de la evangelización: La virgen del Cerro. Resistencia y artificio en el barroco de Potosí”; Leyla Noriega, periodista local, presentó su experiencia en la radio indígena y su uso como herramienta de descolonización; por su parte, Scarlett O’Phelan historiadora y docente universitaria peruana, abordó la gran rebelión de Los Andes. José Luis Martínez hizo reflexionar sobre el repensar ‘lo colonial’ desde las visiones andinas de los siglos XVII. También presente Carlos Valdebenito, músico chileno y restaurador del órgano de la Iglesia de San Pedro de Atacama, quién habló sobre su experiencia en Atacama; y, para terminar, Macarena Baeza, actriz, expuso acerca de la descolonización de los cuerpos de mujeres en un montaje cargado de emociones.

Espacios de encuentro y convergencia de suma importancia y cuyo objetivo es incentivar el diálogo intercultural para la construcción de un futuro armónico de las culturas del ámbito sur andino. Casa Bolognesi acogió también las mesas generativas sobre la Olivocultura de Azapa; el Vino patrimonial del Valle de Codpa y la Ruta de las Misiones.

Mientras en Plaza Colón la Feria Neo Barroca celebró la creación de los diseñadores y artesanos locales junto a 12 expositores y la colorida instalación del artista local referente Memo Rodriguez, ganador del concurso de Instalación Artística de este año. En frente, en la Catedral San Marcos, los ya famosos conciertos barrocos embelesaron al público gracias a los artistas Miguel Millanao (violonchelista mapuche), Agustín Alonso (charangüista boliviano no vidente), Mauricio Garay (creador de la vihuela andina) y la Fraternidad Gran Diablada Corazón de Arica. con espectacular montaje en un show en donde presentaron un relato cargado de misticismo que llenó el escenario de la plaza Colón para el deleite de gran público asistente.

Y en Pachama, más de 150 asistentes pudieron disfrutar de los bailes, cantos y trajes tradicionales y llenos de color; música en vivo e incluso una teatralización que las comunidades de Pachama prepararon con cariño, que sacó aplausos y risas de un público entregado. A ritmo de la banda, pachameños y visitantes bailaron hasta el agotamiento.

La jornada finalizó con los conciertos del chelista mapuche Miguel Millanao y el charanguista boliviano Agustín Alonso. Ambos tocaron en un emplazamiento único: el templo andino de Pachama.Una velada exquisita que terminó en la plaza de Pachama con más baile, comida y la firma del convenio con los músicos invitados desde la Chiquitanía.

EA/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.