A Uruguay le salió “la garra charrúa” y consigue un triunfo agónico ante Egipto

¡A la Uruguaya! Así fue el triunfo apretadísimo por 1-0 ante Egipto de la selección dirigida por Washington Tabárez, encuentro jugado en el hermoso Ekaterinburgo Arena, a 1787 kilómetros de Moscú. Hace 48 años (México 1974) que Uruguay no ganaba en el inicio de un mundial. Por su parte, Egipto no venía hace 28 años a un mundial y en su debut, no jugó Mohamed Salah, la superestrella del equipo.

El gol agónico en el minuto 89’ST, una obra compuesta por el tiro libre de Carlos Sánchez y la elevación hacia el cielo , entre dos jugadores de Egipto, de José Maria Gimenez, fue un justo premio para Uruguay que aunque parezca una muletilla periodística, “intentó un poco más”.

Recién en este minuto pudo aparecer la garra charrúa, presionaron hasta que llegó el desenlace final. De ninguna manera fue un partido atractivo. Comenzado el partido, como se veía en el libreto, el equipo del Río de la Plata salió a controlar el balón y a presionar la salida de “los faraones”, quienes recién a los 4′ PT pudieron salir del fondo- un marcado 4-4-2-, muy bien comandados por una de sus figuras, Elneny, quien junto a Warda, componían lo mejor del mediojuego del conjunto del DT “trasandino” Héctor Cuper.

Por ahí pasaba el planteamiento de Egipto que buscaba jugar de contragolpe. De hecho, Mahmoud Trezeguet llegó a los 13’PT a inquietar al portero Muslera con un tiro que este no tuvo problemas para contener. La respuesta uruguaya llegaba dos minutos más tarde, cuando Suarez desvía un tiro de gol. Hasta aquí parecía que Egipto lo tenía acomodado, contenido con el toque sutil y elegante, a los charrúas. A los 14′ un foul de Cáceres provocá el primer tiro libre a favor de Egipto, el que pasará sin pena ni gloria. Sin embargo, la mejor oportunidad del primer tiempo cae en los pies de Luis Suarez en plena área chica, en un descuido de la defensa faraona, pero que el oriental increíblemente tira por el larguero derecho del buen portero Elshenawy. Una tibia réplica de los faraones vendría a los 25′, luego de una hilvanada jugada y que finaliza de media vuelta, en el área grande, Morsy. El último intento uruguayo llegó de la mano de Diego Godín, que rompió el mediocampo y la defensa del ordenado juego del equipo de Cuper, pero su ímpetu quedaría en la última línea del campo, al no poder conectar el balón para enviar el centro a la dupla Cavani-Suarez.

En el segundo tiempo, la situación no varió demasiado la tónica del primer tiempo. Con ambos equipos jugándose las fichas en el mediocampo y con los uruguayos dominando las acciones y dejando a Egipto sobre el borde del área grande. De todas formas, el seleccionado dirigido por Cuper demostraba con un juego elegante que no llegó para sumar experiencia, sino que para luchar por la clasificación a la siguiente ronda. Molestó a Uruguay con sendos contragolpes de la mano de Trezeguet y Warda. Las tapadas de Elshenawy poco a poco comenzaron a convertirlo en el mejor jugador del encuentro (así fue elegido por la FIFA). En otra jugada de Cavani para Suarez, este último desperdicia otra gran jugada de gol, más que por su impericia fue por la salida rápida del buen arquero egipcio que le atrapó el balón desde los mismos pies del “pistolero” uruguayo.

La gran jugada del partido -el gol- provino desde el banco. Cual mago, Tabarez ordena el ingreso de Carlos Sánchez por Nahitán Nández y después, el de Cristian Rodriguez por Giorgio De Arrascaeta. Ambos cambios, produjeron un nuevo impulso en el juego charrúa que permitió una mayor conexión y visualización entre Cavani, Suarez y Rodriguez. Y Sánchez hacia lo propio por la banda derecha. Por este lado vino el centro desde un tiro libre que ejecutó con precisión el ex jugador del Atlético River Plate argentino y que capturó suspendido en el aire, otro defensa que saca Uruguay al mundo, José María Gimenez. Gana bien Uruguay.
EA/css

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.