La Viña El Sobrante en una imagen histórica. Hoy un proyecto patrimonial busca recuperar su tradición. Crédito: elsobrante.cl

A través de proyecto patrimonial quieren rescatar viña El Sobrante

El proyecto es una de las iniciativas impulsadas por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) –en su línea de rescate y valorización del patrimonio agrario, agroalimentario y forestal– y apunta al rescate de la Viña El Sobrante y su producto El Sobrantino.

En las manos de mujeres y hombres de la “Sociedad Agrícola y Ganadera El Sobrante”, se plasma y perdura gran parte de la historia del Chile rural, desde la hacienda, pasando por la reforma agraria y hasta el proceso de modernización del campo chileno, lo cual es traspasado al proceso elaboración de este vino y chicha, confiriéndole conocimientos y aprendizajes de más de un siglo, síntesis inequívoca de experiencia y sabor únicos.

A través de su historia y tradición el vino y chicha de El Sobrante se distingue de otras bodegas ya que es posible reconocer en su elaboración las características de un vino con tradición local y campesina, que ha ido adaptándose, al igual que su comunidad, a los desafíos actuales. Dando valor y manteniendo sus uvas del Chile colonial. Los habitantes más antiguos de la localidad de El Sobrante, en la comuna de Petorca, cuentan que fueron los jesuitas los que a comienzos de 1900 trajeron desde España las primeras cepas de uva y la implementación para la viña que se instaló en este apartado sector de la región y que aún conserva parte de su antigua infraestructura.

 La Sociedad Agrícola y Ganadera El Sobrante, que se formó algunos años después, en los tiempos de la Reforma Agraria, permitió dar continuidad a la producción vitivinícola, rescatando la tradición de elaboración artesanal del producto y donde los 39 socios y algunos de sus herederos, han dado la pelea para recuperar las instalaciones, con más de 100 años de antigüedad.

En diciembre de 2014 se comenzó a ejecutar el proyecto “Rescate patrimonial y puesta en valor de la producción de vino artesanal de la localidad rural El Sobrante de Petorca”, el cual es financiado en un 80 por ciento por el Fundación para la Innovación Agraria, FIA, y en un 20 por ciento por la Sociedad Agrícola y Ganadera el Sobrante, que es el ejecutor de este proyecto.

 La vitivinicultura en Chile es uno de los sectores de mayor dinamismo en términos de producción y en el caso de El Sobrantino se suma el carácter patrimonial, lo que agrega valor al producto y puede dar impulso a nuevos emprendimientos asociados al turismo rural. El proyecto contempló también la elaboración de cuatro variedades de vino separado por las cepas cristal, torontel, moscatel y negra país, además de la tradicional producción de chicha y de vino.

 Al final del período de guarda se espera una producción total aproximada de 1.500 litros de vino de las variedades incluidas en el proyecto; mil litros de chicha y 900 litros de vino de mezclas de diferentes cepas.

Antecedentes proyecto

El objetivo de este proyecto fue rescatar, promover y poner en valor la identidad campesina  asociada a la producción del vino El Sobrantino, de la localidad de El Sobrante, a través del perfeccionamiento de las técnicas de elaboración, mejorando su infraestructura, desarrollando habilidades para su comercialización y generando estrategias de apropiación y visibilización, manteniendo su carácter artesanal.

Para esto se repararon las bodegas de almacenamiento y se adquirió maquinaria para mejorar el producto. Dentro de ellas se destacan, barricas y cubas de acero inoxidable, equipos e insumos vitivinícolas que permitieron mejorar y manejar de mejor manera los procesos. Finalmente se habilitó una sala de  ventas, lo que sumado a la compra de envases y diseño de marca y etiquetas vendrán a darle un mayor valor agregado al producto final. Además, se determinaron los  puntos críticos en la elaboración del vino y subproductos. Y se realizó un catastro a fin de determinar las variedades viníferas existentes y proponer nuevas que se adecuen a la zona.

Finalmente se realizó una investigación histórica-sociocultural y su difusión en torno al rescate y puesta en valor de la identidad territorial local, construida en torno a la elaboración del vino y su patrimonio material, de manera de otorgarle un valor agregado a los productos y facilitar los procesos de comercialización y servicios de la AFC.

EA/cir

/